Noticias
 
24 de Octubre de 2016
Habilitan nuevo edificio en la SEAM

Autoridades nacionales y del Banco Mundial habilitaron el nuevo edificio de la Dirección General de Protección y Conservación de la Biodiversidad- SEAM, en el marco del proyecto Paraguay Biodiversidad. La construcción fue emprendida mediante el acuerdo de cooperación entre la ITAIPU, el Banco Mundial y la Secretaria del Medio Ambiente, con una inversión de 350 mil dólares.

 

Durante la habilitación de la nueva infraestructura, se dejó sentada la importancia del proyecto Paraguay Biodiversidad, para la protección de los corredores verdes y el fortalecimiento de las instituciones que trabajan dentro de ese objetivo. 

Del evento participaron el gerente del Sector Ambiental del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, Raúl Alfaro Pelico, Cecilia Ortega, representante residente del Banco Mundial en el Paraguay, el director de coordinación ejecutivo de la ITAIPU, Pedro Domaniczky, el ministro de la SEAM, Rolando de Barros Barreto, entre otros.

 
 

El Ing. Domaniczky indicó que, para la construcción del edificio, de cerca de 600 m2, hubo una inversión de 350 mil dólares y el mismo será una unidad calificada, que albergará a técnicos y a profesionales, en el ámbito de la preservación ambiental. 

“A través del Proyecto Paraguay Biodiversidad -que lo llevamos de manera conjunta con la SEAM y bajo el amparo del Bando Mundial y a través del GEF, con préstamo no reembolsable-, estamos muy orgullosos de los trabajos en conjunto con la SEAM, con resultados positivos para el medio ambiente; por citar algunos, el fortalecimiento el corredor biológico. Tuve la oportunidad de presentar los avances de este corredor en Francia, en el ámbito de la COP21 y fue elogiado y visualizado, no sólo por la continuidad genética, sino como captura de CO2”, destacó Domaniczky. 

Durante el evento, también se hizo entrega oficial del título de propiedad de 500 hectáreas, que corresponden a la SEAM, que fue formalizada, para el fortalecimiento de las actividades de dicha cartera del Estado.

Trabajo excelente 

El Gerente del Sector Ambiental del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, Raúl Alfaro Pelico, felicitó al Paraguay por el gran éxito del proyecto Paraguay Biodiversidad. “En mi rol, como gerente de medio ambiente, tengo el placer y el honor de visitar, por primera vez, al Paraguay. El proyecto ParaguayBio es una referencia para la cartera de América Latina y el Caribe y para el resto del mundo. Quiero felicitar el trabajo excelente que realizaron la ITAIPU y la SEAM y el equipo liderado por Ruth Tiffer Villamayor (directora del Proyecto Paraguay Biodiversidad, por el Banco Mundial)”, manifestó. 

Reiteró que, para el BM, el proyecto PyBio es una referencia, con fortalecimiento de resultados y con beneficios a las comunidades receptoras. Agregó que el éxito del proyecto tuvo también un impulso mediante la inversión pública. 

Es un proyecto país y el Banco Mundial tiene el honor de ser partícipe de ello. De ahí que la donación del GEF está principalmente sostenida por una participación sólida de la ITAIPU y el apoyo de la SEAM; y es la clave para el éxito de este proyecto”, acotó. 

Resaltó también la integración de las diferentes asociaciones, que logró aunar el proyecto, como ser la sociedad civil y el sector privado de gran escala, como así también los medianos y pequeños agricultores. “El Banco Mundial está muy honrado de poder acompañar este proyecto, está en línea con los objetivos de reducción de la pobreza y la promoción de la prosperidad compartida y alineados a los términos de Cambio Climático”, sostuvo. 

Buenas prácticas 


El ministro de la SEAM, Rolando de Barros Barreto, destacó que los logros de Paraguay Bio se alcanzaron mediante el trabajo en equipo. “Paraguay es un país rico en recursos naturales. La SEAM tiene el compromiso de conservar, defender y manejar, de manera sostenible, 6 millones de hectáreas. Esta obra, que inauguramos en la fecha, será un respaldo para la gestión de los guardaparques y mejorar su desempeño en el campo”, expresó. 

Puntualizó que, con el proyecto Paraguay Bio, se logró establecer las áreas silvestres más sensibles, trabajar con las comunidades más vulnerables, como las comunidades indígenas, que muchas veces se ven aisladas o abandonadas, pero, mediante el proyecto, hubo un contacto directo con ellas, saber de sus necesidades y darles herramientas para implementar medidas, en el área de influencia del BAAPA ( Bosque Atlántico del Alto Paraná) y que tengan buenas prácticas productivas, en la conservación y protección de los bosques. 

Ejemplo 

Cecilia Ortega, representante residente del Banco Mundial en el Paraguay, afirmó que PyBio es un ejemplo a seguir, dentro de los proyectos de dicha naturaleza, con resultados visibles. 

“Desde el Banco Mundial siempre pensamos en proyectos de financiación de deudas, carreteras, energía, pero no existe crecimiento económico sin sostenibilidad del medioambiente. 

Queremos seguir comprometidos y estamos analizando, con el gobierno de Paraguay y la ITAIPU, de cómo seguir mejorando. Nuestro objetivo es ver que este corredor sea sostenible, dando oportunidades de trabajo y reducción de la pobreza a futuro”, concluyó Ortega.