Noticias
 
21 de julio de 2016
Apuntando a Paraguay Biodiversidad 2

Paraguay Biodiversidad 2 fue uno de los puntos tratados por el director general paraguayo de la ITAIPU, James Spalding, ante las autoridades del Banco Mundial, en Washington. Se está estudiando la elaboración de un Acuerdo de Cooperación Técnica para dar continuidad a uno de los mayores corredores biológicos de la región.

 

En la sede del Banco Mundial en Paraguay se realizó una reunión Asunción- Washington, mediante el uso de la videoconferencia, entre el equipo técnico del proyecto Paraguay Biodiversidad y la gerente del proyecto Paraguay Bio, Ruth Tiffer Sotomayor (representante del Banco Mundial), acompañada con el director general paraguayo de la ITAIPU, James Spalding, quien se encuentra cumpliendo una agenda oficial, en la capital de Estados Unidos.

Desde Washington, Tiffer Sotomayor, valoró el trabajo en equipo de Paraguay Biodiversidad así como los kilómetros recorridos en campo para entablar un diálogo directo con las familias, distribuidas en los 6 departamentos del país que abarca el proyecto.

“Formaron un network (red de trabajo, articuladores). Nos han demostrado que podemos confiar en el trabajo de ustedes, ya que pudieron llegar a algunas comunidades difíciles como ser las indígenas u otras comunidades campesinas que se mostraron desconfiadas al principio, pero después nos abrieron sus puertas y formamos la red de puntos focales hasta con grupos misioneros”, comentó la representante del Banco Mundial.

 


Destacó que la primera etapa del proyecto ParaguayBio se pudo llevar adelante en campo, puesto que se ganó la confianza de las personas lo cual es clave para seguir con la segunda etapa del proyecto.

Por su parte, el director general paraguayo de la ITAIPU, James Spalding, agradeció la reunión con la representante del Banco Mundial, y destacó la confianza que tuvo el organismo internacional en extender el plazo por dos años más, calificó de acertada la desición resaltando que Paraguay lo pudo demostrar.

Cabe recordar que al asumir las nuevas autoridades de la ITAIPU, en agosto del 2013, el proyecto tenía una calificación de insatisfactoria por parte del Banco Mundial, con fecha de vencimiento en abril de 2014. Sin embargo, la ENTIDAD, pudo rever la difícil situación, dando un nuevo impulso al proyecto en campo.

Spalding indicó que el verdadero desafío es profundizar lo que se logró y se creó. Y mencionó la necesidad de no cortar la red creada y avanzar en la continuidad del proyecto, que precisamente fue uno de los temas tratados durante la reunión con el Vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, Jorge Familiar, en Washington.

 

Por su parte, el director de Coordinación de la IB, Pedro Domaniczky, destacó que se está trabajando con el Banco Mundial en la elaboración del Acuerdo de Cooperación Técnica o RAS (Reimbursable Advisory Services), para la prosecución del proyecto Paraguay Bio 2.

“Estamos viendo los componentes y estrategias para la consolidación del corredor biológico y su resiliencia con el cambio climático. Además, planes de acción para poner en marcha prácticas productivas y sustentables que permitan la restauración de los paisajes forestarles o la biodiversidad. También desarrollar el análisis económico del corredor y encontrar los mecanismos financieros y la estructuración de los elementos de agua, energía, bosque y alimentos. Buscar la línea de equilibrio entre preservación y desarrollo”, manifestó.

Puntualizó que Paraguay está poniendo en práctica todo lo referente a la mitigación de los efectos del cambio climático, tal como se comprometió con la firma del Acuerdo de Cambio Climático- COP21.

El proyecto Paraguay Biodiversidad es ejecutado por la ITAIPU Binacional y los co-ejecutores son la SEAM y el MAG, a través del Proyecto PRODERS. Tiene como aliados estratégicos al Instituto Paraguayo del Indígena (INDI) y al Instituto Nacional Forestal (INFONA). El Bando Mundial, a través del GEF, dispuso de 4, 5 millones de dólares para el proyecto, en contrapartida, la ITAIPU es de 6 millones de dólares, y 6,31 millones del proyecto PRODERS.